sábado, 19 de noviembre de 2016

Bálsamo negro - Susana Martínez Chumillas


Bálsamo negro
Autor: Susana Martínez Chumillas
Formato: KindleEbook
Fecha de lanzamiento: 2016
Género: Cuento
Nota general: 8/10

Aún hoy, en pleno siglo XXI, hay gente que sigue pensando que los gatos negros dan mala suerte. A todos ellos les recomiendo leer la obra de Susana Martínez: Bálsamo negro. Estoy plenamente seguro de que su opinión cambiará radicalmente cuando conozcan la historia de Teñido y su simpatiquísima dueña María.

Bálsamo negro es un hermoso cuento “infantil” (lo pongo entre comillas porque en mi opinión no es solo para niños, sino también para adultos) que narra la historia de la curiosa relación que sostienen un gatito negro callejero y una infante de 3 años con problemas de desarrollo.

El relato comienza con el pequeño y escuálido gato buscando algo que comer. El destino lo lleva a buscar el ansiado alimento en la canasta de compras de la mamá de María (la niña protagonista), lo cual eventualmente lo llevara hasta la casa de la pequeña, donde la relación de amistad comenzará de forma inmediata.

Susana nos explica rápidamente la situación en la que se encuentran María y su mamá, los problemas a los que se enfrentan debido al “subdesarrollo” de la pequeña y el papel clave que juega el gato en esta historia.

Los sentimientos están a flor de piel. Es realmente impresionante como la frágil María se vuelve un personaje entrañable con tan solo unas apariciones en la narración. Asimismo, Teñido desarrolla una interesante personalidad en la obra, que a pesar de ser corta (porque así lo exige el género, es un cuento) tiene la capacidad de generar emociones y empatía en el lector.

Si bien el final es el esperado, no por eso se deja de sentir el suspenso de “¿Qué es lo que pasará a continuación?”.

En mi humilde opinión, el cuento es manejado de forma notable por la autora, que me atrevería a decir, le tiene gran afecto tanto a niños como a animales.

¿Hay algo que se pueda calificar como “malo” en la obra de Susana?

Pues no precisamente “malo”, pero si deficiente.

  • La maquetación. Me parece que le faltaron saltos de página. Lo pude notar cuando después de la hoja de presentación se continuo el prólogo sin cambiar de hoja, y enseguida el cuerpo de la historia con el mismo error. Hay unas curiosas huellas de gato entre algunas partes del texto, pensé que eran el equivalente a los asteriscos (***) que separan situaciones en diferentes locaciones en los cuentos, pero no siempre era así, a veces cortaban la idea sin que hubiera acabado.
  • La situación de María. Como les comenté anteriormente, María es sencillamente entrañable. Me enamoré de la niña, y sus apariciones no son muy continuas en el cuento. Sin embargo, como lector, me hubiera gustado conocer más sobre lo que le aquejaba. A mi hija de 3 años le hubiera gustado conocer más. Hay muchas preguntas sobre lo que le pasa que por la extensión del relato no se responden. Y por el cariño que uno le toma a la niña, de verdad que se desearía saber más de ella y el mal que dificulta su existencia.
  • La personalidad de la madre. Unas cuantas frases más nos hubieran dado un panorama más esclarecedor de lo que siente ella como madre al ver que su hija no está alcanzado un desarrollo “normal”. Quizá más preocupación, algún llanto, no sé, que se viera más humana.
  • El tiempo de la narración. Susana nos cuenta la historia en presente simple. Creo que hubiera sido muchísimo mejor para la historia que fuera en pasado.


¿Recomiendo leer a Susana Martínez Chumillas?

¡Absolutamente sí! En serio leer a Susana vale muchísimo la pena. La historia de bálsamo negro es genial, muy emotiva, enternecedora, y sobre todo ilustrativa. La lección que nos deja es sencillamente excepcional.

Confiar y creer es gratis, ¿Por qué no hacerlo?

Pueden encontrar la obra de Susana en el siguiente enlace:



¡Nos vemos en la siguiente página!


1 comentario: